"De todo lo escrito yo amo sólo aquello que alguien escribe con su sangre. Escribe tú con sangre: y te darás cuenta de que la sangre es espíritu".

F. Nietzsche, Así habló Zaratustra

© 2013 by ROBERTO A. CABRERA